Una experiencia única del campo andaluz para tus eventos

En Espartinas, en pleno corazón del Aljarafe sevillano

Revivir la magia de la vida campera y las tradiciones de la Baja Andalucía

La Hacienda El Vizir ofrece para eventos de todo tipo la experiencia única del campo andaluz.

En pleno corazón del Aljarafe sevillano, en Espartinas, se encuentra esta hacienda propiedad del rejoneador Fermín Díaz. Construida de nueva planta, en la Hacienda El Vizir es posible revivir la magia de la vida campera y las tradiciones de la Baja Andalucía.

Tejados moriscos, paredes blancas, artesonados mudéjares, patios andaluces, albero, olivos y naranjos, flores, agua, luz, caballos, vida… Cuenta con todas las dependencias típicas de este tipo de construcciones como son los salones y sus patios  (Salón Vizir y Patio de la Fuente y Salón Cañada Real y Patio de los Caballos), zona noble, jardines, plaza de tiendas, picadero o bodeguita.

Más de 2.000 metros cuadrados de jardines y patios

La Hacienda El Vizir dispone de más de 2.000 metros cuadrados de jardines y patios para celebrar eventos de todo tipo en los ambientes más típicos de Andalucía. Aperitivos, cócteles o actuaciones en cualquier época del año, así como las inolvidables noches sevillanas con cenas al aire libre.

El valor de la Gastronomía: Cocina propia

Uno de los aspectos más cuidados de la Hacienda El Vizir es el gastronómico. El buen hacer de su cocina y el trato especial y personalizado, marcan un factor diferencial.

Espacio único para bodas y perfecto para convenciones, cenas de gala, cenas de empresa y todo tipo de eventos que precisen de la sofisticación y autenticidad de sus instalaciones.

Coso privado para espectáculos ecuestres y taurinos

Hacienda El Vizir ofrece espectáculos ecuestres y taurinos, llevados a cabo por toreros profesionales y novilleros de escuelas. Nos dedicamos a la cría del caballo pura sangre lusitano, que al igual que ocurre con el caballo andaluz, tradicionalmente se ha destacado por su bravura, flexibilidad y nobleza que los hacen adecuados para la monta, el rejoneo y la monta clásica.

Un escenario singular de 1.000 metros cuadrados para cenas de gala y otros eventos.

Revivir la magia de la vida campera y las tradiciones de la Baja Andalucía

La Hacienda El Vizir ofrece para eventos de todo tipo la experiencia única del campo andaluz. En pleno corazón del Aljarafe sevillano, en Espartinas, se encuentra esta hacienda propiedad del rejoneador Fermín Díaz. Construida de nueva planta, en la Hacienda El Vizir es posible revivir la magia de la vida campera y las tradiciones de la Baja Andalucía.

Tejados moriscos, paredes blancas, artesonados mudéjares, patios andaluces, albero, olivos y naranjos, flores, agua, luz, caballos, vida… Cuenta con todas las dependencias típicas de este tipo de construcciones como son los salones y sus patios  (Salón Vizir y Patio de la Fuente y Salón Cañada Real y Patio de los Caballos), zona noble, jardines, plaza de tiendas, picadero o bodeguita.

Más de 2.000 metros cuadrados de jardines y patios

La Hacienda El Vizir dispone de más de 2.000 metros cuadrados de jardines y patios para celebrar eventos de todo tipo en los ambientes más típicos de Andalucía. Aperitivos, cócteles o actuaciones en cualquier época del año, así como las inolvidables noches sevillanas con cenas al aire libre.

El valor de la Gastronomía: Cocina propia

Uno de los aspectos más cuidados de la Hacienda El Vizir es el gastronómico. El buen hacer de su cocina y el trato especial y personalizado, marcan un factor diferencial.

Espacio único para bodas y perfecto para convenciones, cenas de gala, cenas de empresa y todo tipo de eventos que precisen de la sofisticación y autenticidad de sus instalaciones.

Un coso privado para espectáculos ecuestres y taurinos o como escenario

Hacienda El Vizir ofrece espectáculos ecuestres y taurinos, llevados a cabo por toreros profesionales y novilleros de escuelas. Nos dedicamos a la cría del caballo pura sangre lusitano, que al igual que ocurre con el caballo andaluz, tradicionalmente se ha destacado por su bravura, flexibilidad y nobleza que los hacen adecuados para la monta, el rejoneo y la monta clásica.

Un escenario singular de 1.000 metros cuadrados para cenas de gala y otros eventos.